La forma física y el yoga

La forma física y el yoga.

La forma física y el yoga.

Los asanas son las posturas en yoga, con la práctica se aporta mayor estabilidad al cuerpo, siendo más consciente de cada movimiento. Con la práctica constante los sentidos se hacen más sensibles y la persona es más consciente de las sensaciones en los músculos o las articulaciones.

Con la práctica del yoga el cerebro empieza a calmarse para que las percepciones del exterior no se alteren. Una vez alcanzado este punto se adquiere una mayor conciencia sobre nuestro cuerpo y sobre nuestra mente.

La trabajar la respiración se equilibra la mente y esto hace que se adquiera a la par estabilidad física.

Por otro lado, tenemos la cuestión del desapego que aparece cuando la práctica es más avanzada ya que la persona profundiza en aspectos internos. Aparece una cuestión en la cual nos preguntamos la importancia de la parte inmaterial y de la parte material. Se comienza a tratar el cuerpo de la misma manera que la mente puesto que éstos trabajan juntos y la energía a su par se equilibra junta.

La forma física y el yoga.

Cuando el cuerpo está relajado se comienza a sentir como fluye la energía, esto no viene a decir mas que el cuerpo y la mente funcionan con normalidad. La normalidad no deja de ser salud puesto que todas las funciones del cuerpo se coordinan de forma efectiva realizando lo que les correspondo. Existen colapsos cuando no hay una armonía entre el cuerpo y la mente y esto afecta directamente a la salud puesto que el funcionamiento normal del cuerpo se descontrola. Las respiración es y será la herramienta más potente que nos equilibrará par que haya salud.

Te dejo dos enlaces en los cuales puedes encontrar más información sobre el tema. Se habla sobre meditación, mindfulness y yoga:

El estrés y el yoga

Origen del yoga