Beneficios inmediatos del yoga

Beneficios inmediatos del Yoga:

Probablemente en más de una ocasión has pensado en comenzar a cuidar la salud de tu cuerpo y también tu parte mental, emocional… Habrás escuchado y leído la palabra Yoga en múltiples ocasiones, quizás sea el momento de probar una clase para experimentar la sensación de encontrarse, de sentirse a uno mismo.

El Yoga cada día nos enseña a conectar el cuerpo a una parte más profunda; una parte olvidada pero real, en la cual sacamos nuestros potenciales, también nuestras resistencias y miedos que tendemos ocultar.

Practicado de forma constante nos acerca a nuestra esencia, siendo algo más que una simple relajación o un simple ejercicio. Cuando realmente somos conscientes del respeto y sensibilidad de nuestro cuerpo mediante la escucha; aparece un proceso mental de objetividad y desapego, aprendiendo a vivir la propia realidad interior.

Al experimentar la relajación, el estirar, el fortalecer, el sentir, el escuchar de nuestro cuerpo también seremos capaces de encontrar confianza y serenidad. El Yoga aporta herramientas para comprender un proceso íntimo y esencial como es el conocerse a uno mismo a todos los niveles.

  • Encontrar paz interior, uno de los beneficios de la meditación es el cultivo de la paz interior, la tranquilidad, la quietud.
  • Mejora la respiración, aprender a respirar de forma natural es fundamental para el ser humano. El estrés lo primero que hace es alterar nuestra función respiratoria limitándola. Aprender a respirar es una de las funciones esenciales para obtener cambios importantes en la salud. Reducir la velocidad respiratoria y profundizar en ella es fundamental para llegar a la relajación regulando el sistema parasimpático.
  • Alivio del dolor, tanto el asana (postura de yoga), como la meditación, la relajación; en su combinación ayudan a reducir el dolor físico incluso mental. Una actitud fundamental, sana y positiva es la aceptación hacia el dolor; escuchando, relajando, llevando energía hacia la parte afectada ayuda a disolver los efectos del dolor.
  • Reducir el estrés, el organismo responde al estrés como una lucha entre el sistema nervioso simpático y el sistema hormonal liberando cortisol al organismo de forma inmediata. El cortisol u hormona del estrés se segrega a través de las glándulas suprarrenales. El respeto y la sensibilidad hacia el cuerpo y la mente hace que desciendan estos niveles de cortisol en el cuerpo, la relajación es fundamental en este proceso para la eliminación del estrés.
  • Desarrollo de la conciencia, conectar al momento presente, ya que al ser más conscientes del mundo que nos rodea seremos más conscientes también de nosotros mismos; abriendo el camino a una mejor coordinación, concentración, tiempo de reacción y aumento de la memoria.
  • Incrementar la flexibilidad, el Yoga aporta flexibilidad y movilidad al musculo y la articulación, aportando mayor agilidad a la vida diaria, previniendo dolencias a cierta edad…
  • Aumento de la resistencia y la fortaleza, también aumentado la coordinación, aliviando la tensión muscular.
  • Mejora cardivascular, ayuda cardíaca y pulmonar, la actividad aeróbica es fundamental para el funcionamiento óptimo de un corazón sano, esto nos lo aporta el vinyasa.
  • Favorece la circulación, oxigenando cada célula  del cuerpo mediante las asanas (posturas), la meditación y la respiración en su unión.
  • Regulación del sistema nervioso y el sistema endocrino, regulando el equilibrio de estos sistemas responsables del proceso de integración, recepción y respuesta de todo tipo de información que recibe tanto del el cuerpo como de la mente.
  • Control en el peso, este punto sería superfluo si practicáramos Yoga solo por este motivo (a no ser que sea por motivos de salud). Hay que pensar que el Yoga brinda múltiples regalos mientras caminamos hacia nosotros mismos, sé consciente de ello al avanzar hacia tu propio conocimiento.