concentración y yoga

YOGA Y CONCENTRACIÓN (4ª PARTE)

Dentro de la Filosofía yogui se contemplan estos aspectos o lecciones para mejorar de forma física, mental, emocional, ética…

Esta sería la parte del yoga que profundiza un poco más en el ser. Con este último bloque terminamos con el Raja Yoga y así entender la cultura indú un poco más.

Recuerda que no tienes por qué estar de acuerdo o entender ciertos términos con los que no estás familiarizado. Lo importante es aprender a respetar otras formas de pensar y adaptarlas a las nuestras para crecer en el interior.

Segunda lección:

El poder más fuerte es el del interior. El amor es el único poder que se mantiene en nosotros y se incrementa.

Yama: siempre de pensamiento, palabra, obra: no herir a ningún ser. No codiciar. Castidad de pensamiento. Veracidad.

Niyama: baño diario, cuidado corporal y alimenticio.

Yama y niyama se practican toda la vida.

Asana postura, cadera, hombros y cabeza en línea.

Pranayama, control del prana (respiración), retención. Actúa sobre los pulmones, los pulmones sobre el corazón, el corazón sobre la circulación, ésta sobre el cerebro y el cerebro sobre la mente.

Respiración debe realizarse con regularidad rítmica.

Pratyahara, dirigir la mente hacia el interior, resolviendo el Asunto en la mente con el fin de entenderlo.

Dharana, concentración en un tema.

Dhyana, meditación

Samadhi, iluminación, el objetivo de todos nuestros esfuerzos.

Practicar yoga va mucho más allá del ejercicio en la esterilla.

Tercera lección:

kundalini, el alma no tiene materia, hay que separarla de los sentidos y del pensamiento (así vemos que somos inmortales).

La energía se almacena en puntos nerviosos de la columna.

El estado de superconsciencia no comete errores, llamada también inspiración. Control de la energía sexual.

Cuarta lección:

Antes de poder controlar la mente primero hay que estudiarla.

Mantener la idea de: “yo no soy la mente”

La primera etapa es ir más allá de los sentidos, cuando la mente es conquistada en yoga se alcanza lo más alto, tenemos toda una vida para aprender.

La imaginación cuando se utiliza adecuadamente va más allá de la razón y nos lleva a todas partes.

Quinta lección:

Pratyahara y Dharana es dirigirse a algo, de apoderarse de la mente y enfocarla en un objeto. La mente podemos aprender a manipularla a través de las energías nerviosas.

Cuando la energía fluye por la fosa nasal derecha es tiempo para el trabajo, cuando fluye por la fosa nasal izq es tiempo para el descanso y cuando fluye por las dos es tiempo de meditar.

No dejes que los pensamientos te alcancen, déjalos a un lado y morirán.

No podemos pensar sin que haya algo aparente(imaginación)

Sé alegre, valiente, todos los días aseo, ten paciencia, pureza y perseverancia. Nunca tengas prisa.

Sexta lección:

Despertar la energía kundalini en sushumna desde la base de la columna hasta el cerebro.

Base de columna, ombligo, corazón, garganta, ojos y pineal.

Macrocosmos:

El primer punto es que hubo un tiempo en el que nada existía. Hace miles de años Kapila el padre de la filosofía demostró que toda destrucción significa el retorno a la causa.

La semilla no se convierte súbitamente en árbol, permanece algún tiempo en el suelo oculta. Lo mismo le sucede al universo, en un principio tubo un periodo de gestación invisible e inmanifestado llamado estado caótico.

Todo efecto tiene su causa, no es posible que de la nada salga algo, todo es desde la eternidad. Sin principio ni fin en cuanto a la esencia y con principio y fin respecto a la forma y la existencia. “ de lo eterno proceden todas las cosas y todos los seres y a la eternidad han de volver”.

Microcosmos:

Por ley universal el hombre experimenta a través de los sentidos.

Todas las fuerzas naturales han estado representadas en simbólicas divinidades, al ir evolucionando la humanidad dejaron de satisfacerle esas divinidades. Los pensadores desecharos la idea de macrocosmos para convertirla en microcosmos concentrándola en lo interno.

Se ha puesto nombre por los psicólogos al alma o ego o jiva o espíritu o Yo, estos nombres designan la misma entidad siendo un algo que no es cuerpo.

El ego es el receptor y todos los demás elementos son medios trasmisores.

El cuerpo tiene su proceso de vigor y de decadencia mientras que el ego no debilita ni decae.

El alma humana es la sustancia espiritual, simple e indivisible, existe desde toda la eternidad y nunca cesará de existir.

Lo que no existe no tiene ser, lo que existe jamás dejará de ser.

No nos acordamos de vidas pasadas, nadie recuerda distintamente todos los sucesos, circunstancias, virtudes y pormenores de esta vida. Se recordarán todas las vidas cuando el hombre alcance la liberación de la rueda de nacimientos y muertes, estos es cuando ya no re necesite reencarnar. Cuando fuimos padres, madres, hijos e hijas, maridos, esposas, parientes y amigos, ricos o pobres, veremos cuantas veces estuvimos en la cumbre y cuantas en la cima del abatimiento.

Lo que llamamos instinto es la degeneración en hábitos inconsciente de acciones que en un tiempo fueron voluntarias, es la razón involuntariada. Los animales nacen con un caudal de experiencias también el hombre que se podrían atribuir al alma eterna.

“cada cual cosecha lo que siembra”

El infinito futuro está ante nosotros, hemos de tener presente que nuestros pensamientos, palabras y obras determinan nuestro porvenir.

Debemos tener en cuenta que en muchas ocasiones habrá conceptos que no entendamos o que no estemos de acuerdo con ellos, entra dentro de la normalidad. Cada persona es diferente y piensa de forma diferente, lo importante de esta filosofía es aprender de lo que nos interese y lo demás dejarlo ir, sin más.

Inmortalidad

En esta cultura el pensamiento es este, cada filosofía tiene puntos comunes que debemos valorar.

Cuando muere una persona amada, cesa por un momento el bullicio del mundo y nos preguntamos: ¿Cuál es nuestro destino? ¿qué hay más allá?

Los antiguos sabios percibieron la involución, una semilla puede que medre en flor, un grano de arena no será nunca planta. Nadie puede evolucionar si no ha involucionado. La evolución no puede proceder de la nada sino de una previa involución.

Ni la materia se puede aniquilar, ni la energía deja de existir. Todo lo que está compuesto se ha de descomponer, todo en el universo es el resultado de la combinación de la fuerza y la materia.

Todo lo que proviene de una causa ha de dejar de existir y retornar a su causa.

La mente de por si solo no basta, es un instrumento al servicio del ego o alma o atman. El ego es iluminador, la mente es el instrumento que recibe la percepción y gobierna los órganos internos.

Las enemistades, los odios, los recelos, las envidias… hacen que nuestra verdadera naturaleza ceda a engaños de ilusión.

Atman:

El concepto de la creación cíclica o lo que es lo mismo que los universos aparecen y desaparecen alternativamente.

Akasha es la materia primordial y prana es la energía que opera en el universo. Todas las fuerzas de la naturaleza, la gravitación, la afinidad, la cohesión, la electricidad, la luz, el magnetismo, el pensamiento, la fuerza nerviosa son prana.

Las religiones dualistas como el cristianismo han tenido que inventar el demonio para explicar la existencia de Dios. Los hinduistas indican que solo el hombre es el que crea el mal en su interior y lo exporta al mundo exterior. Cada cual es el resultado de sus obras pasadas y será mañana el resultado de sus obras presentes.

Las tres etapas del pensamiento religioso:

Primera, el hombre cree en un Dios individual y extracosmico.

Segunda, ve a Dios inherente en el universo.

Tercera, ve a Dios en el interior de cada ser del universo.

“cuando están vencidos todos los deseos del corazón, lo mortal logra la inmortalidad”.

El hombre aparente, el hombre real:

De la actuación de prana y alkasha surge el universo y al terminar este reposo aparece un nuevo universo, y se van repitiendo indefinidamente estos ciclos. Hay un desbordado movimiento de energía de la mente por un lado y de materia por otro.

Existe en nosotros algo que no muda ni cambia, el alma el ego el yo… el alma no puede haber sido creada de la nada, ni ser diferenciada de lo absoluto porque entonces el espíritu humano sería diferente del espíritu de Dios.

La partícula de materia que hoy es cuerpo de un hombre podría estar mañana en un animal, en un vegetal o en un mineral y viceversa de ahí el respeto a todo el universo.

El nacimiento y la muerte son propios de la materia y no del alma.

Un error que cometen muchas personas es creer que la vida terrena es la única y verdadera y solo se identifican con el cuerpo, cuando en realidad el alma del hombre idéntica al Dios universal.

¿y si la vida que vivimos en este momento ni tan siquiera es real?