conflictos y meditación

Meditar Conflictos

Manejar conflictos:

En que perjudican:

  • Retrasan decisiones
  • Limitan resultados
  • Afectan a las relaciones interpersonales
  • Proyectan una imagen negativa de la organización

En que benefician:

  • Revelan deficiencias
  • Evidencian errores en decisiones
  • Ofrecen oportunidades de mejora

Tipos de conflictos:

  • Intrapersonales, consecuencia de insatisfacciones y contradicciones dentro de nosotros mismos
  • Interpersonales, entre personas porque tienen diferentes intereses, creencias, valores, normas, falta de empatía, de comunicación.
  • Organizacionales, surgen vinculados con el trabajo, relaciones entre grupos e individuos.

Causas comunes de conflictos

  • Conflicto de intereses: relacionado con competencias, métodos de evaluación… cómo manejarlo: definir criterios, objetivos, desarrollar soluciones que integren los intereses de todos.
  • Conflictos estructurales: relacionados con: percepción de autoridad desigual, distribución de recursos, factores ambientales. Manejarlos: toma de decisiones conjunta, cambio de roles, reasignación de recursos, más persuasión frente a coerción.
  • Conflicto de relaciones: relacionado, falta de comunicación, distintas personalidades, diferentes objetivos, conflicto de rol… manejarlo: establecer canales abiertos de comunicación y entendimiento, respetar las diferencias, clarificar los objetivos generales.
  • Conflicto de valores: relacionados con criterios para evaluar ideas y decisiones, metas y valores diferenciados. Como manejarlo: permitir diversidad  de enfoques, identificar objetivos que todos compartan.
  • Conflicto de información: relacionado con ausencia o limitaciones de información, diferencia de criterios sobre lo relevante… manejarlo: alcanzar acuerdos sobre que datos son importantes, precisar el proceso de recolección y distribución de información.

Estrategias para manejar los conflictos:

  • Impulsar ideas: cuando se necesitan decisiones rápidas, decisiones impopulares, personas que se aprovechas de comportamientos flexibles porque los consideran una debilidad.
  • Ceder ideas: cuando comprendemos que estamos equivocados o cometimos un error, cuando el asunto es más importante para la otra persona que para nosotros.
  • Comprometer ideas: conveniente cuando ambas partes tienen igual poder y desean metas excluyentes para lograr arreglos temporales  en temas complejos o cuando la competencia o colaboración no tiene éxito.
  • Colaborar ideas: para integrar intereses y criterios, cuando se desea que el acuerdo perdure, para logara adhesión, o resolver problemas de sentimientos.
  • Evitar conflicto ideas: cuando es algo no significativo, el coste de la confrontación puede ser mayor al beneficio, cuando no tenemos toda la información, o cuando puede ser resuelto mejor por otros.