prana

El Yoga y la Energía Psíquica

La energía psíquica o prana psíquico lo podemos trabajar con las respiraciones que practicamos en clase de Yoga.

En el marco de la filosofía hindú el prana psíquico se encuentra en el sistema respiratorio que va íntimamente relacionado con el sistema nervioso aunque se traslada al resto de sistemas del organismo. Los canales por donde fluye la energía son:

  • Ida, sería la energía relajante asociado a la fosa nasal izquierda.
  • Pingala es la energía que genera la fosa nasal derecha, trabaja la parte energizante.
  • Sushumna sería el canal central por donde fluye la energía. Ésta sería serpenteada por ida y por pingala.

Los chacras o centros vitales son:

  • 1 en la base de la columna
  • 2 en el bazo
  • 3 en el ombligo
  • 4 en el corazón
  • 5 en la garganta
  • 6 en el entrecejo
  • 7 en lo alto de la cabeza.

La descompresión de la columna es fundamental para que por el organismo fluya la energía a través del sistema nervioso. Justo donde se encuentran ubicados los chakas en la columna vertebral se encuentran las inervaciones a los órganos del cuerpo. Por eso si se pinzan las lumbares  puede repercutir el dolor por la pierna, si se pinzan las cervicales a veces se siente hormigueo en los dedos de las manos o a veces un órgano pega pinchazos porque la vértebra hacia la que inerva dicho órgano está pinzada.

 

prana
el yoga y el prana psíquico

 

La respiración influye directamente en el sistema nervioso. Lo que vemos, soñamos, los recuerdos, lo que imaginamos es percibido y se mueve a través de la energía psíquica.

La energía psíquica se puede mover a través del yoga. Este movimiento lo regulamos a través del pranayama o respiración, mediante el gobierno y la regulación del movimiento del aire en los pulmones, mediante los ejercicios o asanas o posturas de yoga.

Reglas:

  1. Sentarse alineado, pecho, cuello y cabeza erguidos.
  2. Mantener la mente sosegada y tranquila a fin de dominar los nervios.
  3. Respirar de forma rítmica. Cantar aum.
  4. Inspirar por la fosa nasal izquierda para que la energía fluya por ida.
  5. Realizar retenciones de aire lo máximo posible. 12,24,36 segundos
  6. Esprirar por la fosa nasal derecha

 

Estar malhumorado, con la mente cavilosa, excitada, nerviosas por temor, ansiedad, recelo, sospecha, duda… requiere del control de la mente, en este caso el yoga ayuda mediante la práctica de la respiración, la relajación y la concentración.

Para armonizar a la persona se ha de aprender a respirar de forma lenta, alterna, rítmicamente y espirar de forma lenta. El aprender a respirar mejorará la expresión del rostro, haciendo que disminuya la dureza de las líneas de expresión, ojeras, patas de gallo…

Buscar ambientes, personas con buenas vibraciones.

El propósito de mantener una respiración moderada y regular será dominar el cuerpo y la mente.

Para no engañar al subconsciente es indispensable ser honesto de palabra, pensamiento y acción. Si tu pensamiento, tu palabra y tu acción es la misma estarás en armonía contigo mismo, estarás en equilibrio.