El Dharma (parte 2)

El Dharma (parte 2)

El Dharma (parte 2)

Esta palabra tiene varios significados en sanscrito, se utiliza para aprender de la realidad experimentada por Buda.

Tenemos dos aspectos dentro del dharma:

El primero es llegar a la iluminación entendiendo nuestra espiritualidad como un principio o realidad.

El segundo es la enseñanza a otros del bienestar que se siente al encontrar la paz dentro de uno mismo.

Los dos pilares fundamentales sobre los que se forja esta teoría son:

  1. Uno es la sabiduría interna (no se refiere al concepto intelectual, es más bien el aprendizaje de la vida junto al crecimiento ético y espiritual. Puede ser un saber moverse en la vida respetándote y respetando cualquier cosa que hay alrededor tenga vida o no).
  2. El otro es la compasión, primero hacia uno mismo, respetándose, queriéndose, cuidándose y después al resto.

Este viaje comienza en nuestro interior, una vez nos conozcamos bien podemos disfrutar de lo que nos rodea, veamos ¿cuántas cosas podemos molificar en nosotros mismos para avanzar en la vida o crecer como personas?

Por ejemplo, en la India comúnmente el dharma se designa como el deber que tienen los miembros de una determinada clase social heredada o casta. Sin embargo, el budismo rechaza rotundamente la idea de las castas puesto que esto genera clases sociales y divide a la sociedad.

El texto dhammapada dice: “el odio nunca se apacigua con el odio, sino con el amor. Esto es una ley eterna”. Concretamente en este caso el dharma se puede traducir por ley. Como una ley psicológica y espiritual o traducirse por enseñanza, este sería el primer significado.

Puede también significar un objeto mental. Por ejemplo, en occidente hablamos de 5 sentidos, pero en la tradición india incluyendo también la tradición budista se consideran 6 sentidos.

Dentro de estos 6 sentidos tenemos los órganos sensoriales: ojos o vista, oídos u oído, nariz u olfato, lengua o gusto, cuerpo concretamente piel o tacto y un sexto sentido que es la mente.

El último significado es la condición o el estado de la existencia. Como sucede con los 8 loka dharmas, estas son las condiciones mundanas: el placer y el dolor, la fama y el fracaso, las alabanzas y las censuras, las ganancias y las pérdidas. Casi siempre nos dejamos llevar por ellas. Con la práctica de la meditación mindfulness y el yoga hacemos que la mente se deje de perturbar por estas condiciones mundanas.

Nos vamos a centrar en el dharma como sendero de nuestra vida, con la práctica de la meditación (si hay alguna creencia la podemos unir a la práctica de yoga y meditación mindfulness sino es igual de perfecto). La práctica constante hará que no nos perturbemos si ganamos o perdemos, si otros nos critican o censuran, si somos famosos o ignorados por otros, si sentimos dolor o placer…

Existen más pares opuestos como: ser jóvenes o viejos, tener buena salud o estar enfermos, estar descansados o candados. Estos estados o condiciones son dharmas.

Es dharma es algo mucho más profundo de lo que puede comprender la mente humana pero también algo muy sencillo: al final verás que es el conjunto de aspectos que hacen al ser humano íntegro.

Te animo a que vayamos avanzando y aprendiendo juntos.

El Dharma (parte 2)

Volver a la rutina semanal