concentración y yoga

YOGA Y CONCENTRACIÓN (3ª PARTE)

ENTENDER EL YOGA

El poder está en nuestro interior, nadie nos puede hacer daño solo si nosotros lo permitimos en nuestros pensamientos.

Dharana es la concentración de la mente en un objeto, en el cuerpo… la mente se concentra y piensa en un objeto, por ejemplo, la respiración en el pecho. Si consigues mantenerlo durante un tiempo estará en la primera fase de la meditación. Este tema en particular se debe trabajar la paciencia, ya que se necesita tiempo para concentrarse sin que los pensamientos vuelvan.

En nuestras manos está hacernos simbólicamente tan pequeños como una partícula, tan grandes como una montaña, tan ligeros como el aire o tan pesados como la tierra ya que a veces la vida nos absorbe nuestro mundo. Uno puede pedir y lograr lo que quiera, el secreto es mantener el pensamiento que generamos en nuestro interior.

Según la filosofía budista nuestro cuerpo no nos pertenece (puesto que el alimento, el agua y el aire son prestados para sobrevivir en un cuerpo que nos abandonará), y podemos hacernos indestructibles haciendo que desaparezca por ejemplo el dolor, todo está en nuestra mente, solo tú creas y destruyes el dolor. Cuando reconocemos la impertenencia del cuerpo y vemos la esencia, nos damos cuenta de que tenemos que existir sin depender de nada ni nadie, y de esta manera se obtiene el llamado aislamiento de la perfección.

Es importante aprender a estar solos, a ser independientes, para poder alcanzar la liberación en la mente.

Las envidias externas hacen que no alcancemos la perfección y nos afectan. Importante ver la realidad, el discernimiento para que nada pueda afectar a nuestra verdad que es la que nos lleva a la perfección. Lo que no podamos distinguir como real es mejor tomarlo como alucinatorio e ignorarlo. Lo que nos aflige viene de lo ilusorio porque no distinguimos lo que es real de la ilusión.  Y así entendemos el sueño como realidad y el mal como si fuese bien, si conseguimos distinguir es porque desaparece la ignorancia y vemos en la claridad aparecer la fortaleza.

Importante saber el poder que tienen las palabras, pueden esclavizarnos (mortificarnos) o liberarnos.

Por medio de la concentración y posteriormente unido samadhi alcanzamos el orden mental, ético y espiritual. 

Los seres estamos constantemente en lucha interna y externa, por la vida, por la satisfacción sexual, también por otros aspectos… decir que dentro de la filosofía del yoga las satisfacciones son innecesarias, momentáneas, con efectos extraños y simplemente ocasionadas por la ignorancia.

Los actos u obras que vemos en nuestra vida no son negros o malos, blancos o buenos, quizás sean grisees entreverados de luz y sombra dependiendo de quien lo mire. No hay verdad absoluta. De esta manera iremos perdiendo nuestro instinto primitivo para entrar en un concepto evolucionado.

La ignorancia en tus pensamientos te quiere llevar a un estado de felicidad eterno porque el deseo de la persona no tiene fin, pero esto no deja de ser algo que engaña momentáneamente al inconsciente y al subconsciente.

El pasado y el futuro no existen de forma manifiesta dentro de nosotros, pero si existen en una forma sutil y afectan cada día en nuestra vida si no la llevamos al presente.

La mente reconoce o desconoce las cosas según se coloreen en nuestro interior y además están en constante fluctuación.

La mente y el cuerpo son como “dos capas de la misma sustancia” que se mueven a diferente grado de velocidad.

La mente no es inteligente de por sí y además no deja de variar constantemente, a veces no puede reconocerse a ella misma y alucina.

Cuando la mente toma el aspecto del “infinito” (purusha) en ella aparece el conocimiento inmutable por eso la práctica del yoga conduce al discernimiento y la claridad en la visión.

Cuando se alcanza el conocimiento y se distingue la realidad sientes que la esencia te hace renunciar a los frutos terrenales alcanzando la virtud.

Una vez llegados a este punto cesa el dolor y las acciones y recibes todo lo que antes habías deseado y claro está que no estabas preparado para recibir, todo llega cuando tiene que llegar, no hay nada al azar porque ya hay un orden en el universo.

Aprender sobre las seis lecciones:

El Raja yoga hace un análisis de la mente, recopilando hechos para construir un mundo más estable.

La concentración de la mente es la fuente de todo el conocimiento, ya que al estar desconcentrados tomamos una realidad alucinatoria, al ver el conocimiento se domina la materia.

Solo la esencia es nuestra meta, el no poder llegar a la esencia es morirse por dentro.

Hay que aprender a renunciar al placer mundano que tanta infelicidad genera y aceptar lo que eres en verdad. Los humanos luchamos constantemente contra la muerte por vivir en lo material.

No debemos pasar el tiempo en vano hablando de las cosas que no darán un fruto, un crecimiento.

Cuando hay de deseo de conocer la verdad se necesitan gobernar estos pasos, aprender a:

  • Restricción de la mente hacia fuera.
  • Restricción de los sentidos
  • Volcar la mente hacia adentro.
  • Soportar todo sin murmuraciones, ser fuertes
  • Fijar la mente en la idea del avance, nunca la abandones cueste el tiempo que cueste. Ya que el tiempo del universo es perfecto, se te dará cuando estés preparado.
  • Mantén presente tu verdadera naturaleza.

Podemos ser consciente de lo absoluto, pero jamás podremos expresarlo.

Primera lección:

La imaginación es la puesta de la inspiración, pero también la base de todo pensamiento.

La ignorancia, la inconstancia, los celos, la pereza y el apego excesivo son los grandes enemigos del éxito. Necesitamos de estos requisitos para alcanzar nuestras metas: la pureza física y mental, la paciencia y la perseverancia.

Jamás pierdas un día de tu vida a través de la salud y la enfermedad, lucha contra viento y marea practicando el silencio.

El aseo personal cada día es fundamental

La respiración con inspiración larga por las dos fosas, una retención lo máximo que se pueda y exhalar lentamente.

Después trabajar la meditación en el infinito, despojándonos de todo lo material.

Esta es una práctica personal e íntima que quizás muchas personas no la puedan entender y se debe hablar lo imprescindible de ella.

Ya que tendemos a ser lo que pensamos es importante mantenernos en pensamientos claros y positivos. Las impurezas mentales nos hacen ser esclavos de nosotros mismos.

Solo la esencia puede iluminar mi mente”

Siéntate y medita sobre esto 10 o 15 minutos.

Mantén tus pensamientos fuertes, tendemos a ser lo que pensamos. La meditación en el silencio nos ayuda a no ser esclavos de nuestros propios pensamientos.

En yoga los órganos se dividen en dos grupos:

“Órganos de los sentidos” (o del conocimiento)

“Órganos del movimiento” (o acción)

El órgano internos o mente tiene 4 aspectos:

Manas, es el pensamiento que no está controlado, pero con un maravilloso poder.

Buddhi es la voluntad o también el intelecto.

Ahamkaram el ego consciente de uno mismo.

Citta, sustancia a través de la cual todas las facultades actúan.

“solo cuando el mar está en calma se puede ver el reflejo de la luna como un espejo” así es la mente.

La mente tiene una “materia” más fina que el cuerpo. Hay que aprender a ver la mente separada del cuerpo y mantener el control sobre ella. Mientras nos dominen los sentidos seremos esclavos.