concentración y yoga

YOGA Y CONCENTRACIÓN (2ª parte)

Se necesita disciplinar el mente en la práctica de yoga, todo lo que nos  hace perder nuestra energía tenemos que desecharlo (como puede ser: discutir agitados, haciendo que se perturbe la mente). La falta de disciplina en la mente con el tiempo ocasiona sufrimiento.

Lo que obstruye nuestra felicidad es: la ignorancia, el egoísmo, siempre querer más, la aversión (Sentimiento de rechazo o repugnancia hacia una persona o cosa), el apego a la vida.

La ignorancia se apega a lo imperecedero, lo impuro y lo penoso en vez de profundizar en lo eterno, lo puro, lo infinito que es lo que hace a la parte inmaterial feliz.

El ego, el complejo de superioridad o inferioridad del ser humano, el secreto está en la no discriminación en el no juzgar.

El apego se posa en el placer, el ser humano a veces encuentra placer en cosas estrafalarias o extravagantes, no ve lo realmente vello.

La aversión se posa en el dolor, inmediatamente nos apartamos de lo que nos genera dolor.

Las emociones se han de dominar antes de que ellas nos dominen a nosotros para no acabar entrando en un bucle del que es difícil salir.

Sanskaras Impresiones que quedan sobre la mente como resultado de nuestras acciones. Las impresiones de una vida pasada determinan el accionar de un individuo en la vida actual

Estas sanskaras se desvanecen con la meditacón.

Todo placer dimanante de los sentidos acarreará temporalmente dolor. El hombre no tiene límites, cuando llega a un punto en el que no puede satisfacerse ocasionará dolor al otro.

En la naturaleza hay tres tipos de elementos:

  • Sattua es la armonía, la luz, la serenidad
  • Rajas es la actividad
  • Tamas es las tienieblas, la pesadez, la ignorancia.

El medio para vencer la ignorancia es trabajar con disciplina es discernimiento entro lo que es real y lo que no es real. Cuando nuestra mente no está equilibrada la percepción es de irrealidad. si uno está equilibrado ve la realidad, de otro modo se está viendo la realidad distorsionada (cuando uno está deprimido, muy feliz, muy enfadado, no ha dormido, ha tomado alguna sustancia…)

El conocimiento del Yo:

  • El conocimiento está en nuestro interior, nadie nos puede ayudar si nosotros no queremos avanzar. Cuando consigamos ver esta realidad nos alejaremos un poco más de la insatisfacción. ¿por qué nos sentimos insatisfechos? Por ejemplo, no tener tiempo para nosotros.
  • Hacer que desaparezca el dolor, nuestro mundo interno nuestro mundo externo mantenernos en la neutralidad. Solo encuentra guerra quien la busca.
  • La omnisciencia Conocimiento de todas las cosas reales y posibles.
  • Saber discernir con plena consciencia, ver la realidad.
  • Encontrar la liberación de la mente de toda lucha, esfuerzo, vacilación.
  • Encontrar soluciones sin necesidad de daños colaterales, a veces el silencio es una solución que no necesita respuesta.
  • Sentirnos libres de cuerpo y mente, hace que ya no hay distinción alguna en nuestro interior, solo existe la libertad de un todo infinito.

Con la práctica de la meditación en el yoga  se irán eliminando todas las impurezas que generan la ignorancia en nosotros mismos. Recordamos que los únicos que nos hacen daño son nuestros propios pensamientos.

Una vez integrado todo lo anterior en la parte inmaterial mediante la práctica constante del yoga y la meditación se ha de continuar con los siguientes términos.

Yama, consiste en no matar, no mentir, no hurtar, contenerse ante las circunstancias de la vida

Niyama, es el conectar puramente al interior. Siempre son pensamientos positivos todo lo negativo acaba desgastando nuestra energía.

La avaricia, la ira, la ignorancia tanto en grado leve, mediano o grave dan como resultado la ignorancia. Una mentira leve no deja de ser una mentira, un pensamiento de vicio reacciona contra quien lo emitió. Cada pensamiento u acción de odio que se haya emitido se mantiene a la espera de recaer en cualquier momento y nada será capaz de impedirlo

Aprender a ver las cosas en su esencia: un rostro que a todos parece vello para la persona inteligente no deja de ser un animal, sin embargo parasá en ocasiones que un rostro vulgar para el mundo el yogui lo vea como algo celestial. Aprender a no identificarnos con el cuerpo.

Hay que trabajar el ánimo, la concentración, el dominio del cuerpo y también aprender a escucharse a uno mismo.

Los fuertes, sanos, juveniles y osados  se mantienen lejos del mal humor siendo dueños de su cuerpo gobernando la mente.

Si uno no se enfada aparece la felicidad

Asana, En yoga la postura ha de ser firme pero a la vez placentera así debe trabajarse la mente de forma positiva. Se debe ignorar la inquietud y meditar en lo infinito.

En la práctica de yoga al meditar se tiene que desechar el cuerpo material perdiéndose la sensación física, sin sentir dolor ni placer y cuando vuelva al momento presente sentirá el descanso.

La mente a veces no se puede concentrar por los disturbios del cuerpo en el sistema nervioso. El sist simpático gobierna las funciones del organismo es importante normalizarlo.

Pranayama, Una vez conseguido relajar el cuerpo la respiración tomará el protagonismo haciendo que fluya el prana libremente.

Pratyahara, es prescindir de los sentidos.

Controlar el prana en nuestro interior, con la respiración lenta o inapreciable, bajar los latidos del corazón, cesar la actividad nerviosa sin pensamientos… así se adquiere el supremo “dominio sobre los órganos”.

“Cuando se dominan los órganos” también se dominan las emociones y las acciones quedando todo sujeto a la voluntad de la persona, tomando el dominio sobre su vida.

Dharana «mantener», «mantener constante», «concentración» o «enfoque único».

Dhyana es la meditación

Samadhi es el estado de conciencia que se alcanza cuando, durante la meditación, la persona siente que se está fundiendo con el universo. Lo que nos acerca a lo infinito, a la verdad absoluta.